≡ Menu

Tratamiento

El tratamiento del déficit atencional (ADHD), puede incluir intervenciones farmacológicas, psicológicas y de entrenamiento de habilidades de organización y planificación. Los estudios publicados a la fecha sugieren que los enfoques integrales (médico y psicosocial), los cuales combinan las intervenciones mencionadas, son los más eficaces tanto en la disminución de los síntomas centrales como en el desarrollo y mantenimiento de una mejor calidad de vida para los adultos con déficit atencional.

Farmacoterapia

El tratamiento médico de primera línea para el Déficit Atencional tanto en niños como en adultos es el farmacológico.

El mecanismo de acción de los fármacos es complicado y como en la mayoría de los psicofármacos no está del todo claro cómo funcionan. Sin embargo, es posible esbozar una descripción sencilla a partir del funcionamiento del cerebro y sus células, las neuronas. La actividad del cerebro se puede entender como el procesamiento de información relevante para el organismo a través de la comunicación entre las neuronas por medio de los mensajeros químicos llamados neurotransmisores.

Se sabe que al menos dos de estos neurotransmisores están involucrados en el ADHD: la dopamina y la noradrenalina.

Cualquier desequilibrio, por falta o por exceso, de estos neurotransmisores puede generar dificultades en la concentración, la atención y otras funciones cerebrales, lo que explicaría -al menos en parte- algunos de los síntomas del déficit atencional.

Justamente, el efecto de los fármacos anti-ADHD es el de regular mejor la disponibilidad de estos neurotransmisores. Las investigaciones científicas a la fecha avalan ampliamente la efectividad a corto plazo de los fármacos más usados (metilfenidato y atomoxetina, entre otros), en el tratamiento del Déficit Atencional.

No obstante, cada persona es diferente y lo que funciona para alguien puede no funcionar para todos, de manera que es vital contar con la evaluación experta de un profesional (psiquiatra o neurólogo) que entienda las complejidades asociadas a esta condición, a fin de que pueda implementar el tratamiento más efectivo para cada paciente.

Acerca del doctor Rodrigo Paz

El Dr. Rodrigo Paz realizó sus estudios de Medicina en la Pontificia Universidad Católica de Chile y su especialización en Psiquiatría tuvo lugar en esa misma casa de estudios. Más tarde, completó su formación como Psiquiatra de adultos en el Hospital Psiquiátrico José Horwitz-Barak.

Posteriormente realizó un postdoctorado en Neurociencias clínicas en la Universidad de New Mexico, EEUU.

Durante este período, el Dr. Paz trabajó en los laboratorios de Andrea Allan (con quien investigó acerca del impacto de la exposición prenatal a drogas en el desarrollo emocional), de Nancy Andreasen (donde realizó estudios sobre la disfunción cerebelar en pacientes esquizofrénicos) y de José Cañive (junto a quien profundizó en las bases neurofisiológicas de la disfunción cognitiva asociada a esquizofrenia).

Desde su regreso a Chile, el Dr. Paz ha trabajado incansablemente en pos de la difusión de las Neurociencias y su aplicación práctica en el ámbito de la clínica psiquiátrica. En el ámbito académico, ha realizado clases de Psiquiatría y Neurociencias en la Universidad de los Andes y la Universidad Andrés Bello.

Además de organizar y participar como expositor en varios congresos internacionales acerca de Neurociencias, también ha dirigido cursos acerca de distintos temas de interés clínico, invitando a reconocidos expertos internacionales, con la finalidad de divulgar los últimos descubrimientos y avances en la investigación y el desarrollo de nuevas modalidades terapéuticas.

Visita el sitio web profesional del Doctor Rodrigo Paz