≡ Menu

ADHD

Todavía hay quienes piensan que el Déficit Atencional (o ADHD – Attention Deficit/Hyperactivity Disorder) es una condición exclusiva de la infancia. Antes se daba por sentado que al pasar la adolescencia, sus síntomas desaparecerían como por arte de magia.

Hoy sabemos que en la mayoría de los casos el Déficit Atencional sigue causando problemas a lo largo de toda la vida.

Sin embargo, las manifestaciones del ADHD van cambiando con el paso de los años, generando diferentes tipos de problemas dependiendo del contexto, las exigencias de la vida diaria y una serie de otros factores.

Por ejemplo, los síntomas de hiperactividad tienden a disminuir en los adultos, mientras que los síntomas de inatención e impulsividad generalmente persisten y pueden ocasionar MUCHOS problemas.

Desorganización crónica

Mal manejo del tiempo

Olvidos frecuentes

Problemas interpersonales

Procrastinación

Decisiones impulsivas

Mal rendimiento académico y/o laboral

El primer paso para poder superar los problemas que el ADHD impone en tu vida diaria es aprender lo más posible acerca de sus causas, mecanismos y manifestaciones. Por eso, aquí encontrarás diversos artículos que te ayudarán a entender mejor de qué hablamos cuando hablamos de Déficit Atencional del Adulto.

Si la inatención, impulsividad y/o hiperactividad te causan problemas en el trabajo, los estudios y tu familia, es posible que la causa sea un Déficit Atencional del Adulto no diagnosticado.

Esta condición es tratable y existen alternativas farmacológicas y psicológicas para superar los problemas que genera, por lo que el primer paso es consultar para obtener un diagnóstico apropiado y poder así iniciar el cambio hacia tus mejores posibilidades.

Por eso, si piensas que tus problemas actuales son consecuencias del Déficit Atencional, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.